La fibromialgia llega al cine: rostro, piel y corazón para la enfermedad invisible


Jesús Paz, un director de cine de La Coruña, España, le puso rostro y piel a la fibromialgia en el documental “Fibroworld”, estrenada el 23 de noviembre en el Fórum Metropolitano de La Coruña y en Buenos Aires al mismo tiempo, gracias a la asociación Dante Mainieri.
El documental pudo concretarse después de que varias integrantes de Acofifa (Asociación Coruñesa de Fibromialgia, Síndrome de Fatiga Crónica y Sensibilidad Química) le pidieran al director una película que hiciera visible una enfermedad rodeada de dudas, controversias y diagnósticos que se demoran, afectando seriamente la calidad de vida.
Al comprender el dolor de quienes la sufren, el coruñés dejó a un lado la ficción para entregarse de lleno a este primer documental sobre el tema. Como él mismo explica: “hay gente que piensa que estas mujeres tienen cuento”.
el documental “Fibroworld”, 5 mujeres narran en primera persona cómo es la fibromialgia, cómo luchan contra ella y cómo les ha cambiado la vida

La fibromialgia es una enfermedad crónica que se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado, con una exagerada hipersensibilidad en múltiples puntos predefinidos, sin alteraciones orgánicas demostrables. En la actualidad no existe una cura pero sí hay tratamientos que mejoran la calidad de vida.
En la película, las cinco mujeres que cuentan su día a día con la enfermedad. Hablan de los síntomas, de los miedos, de la incomprensión del entorno y hasta de lo médicos. Paz coloca a cada una en escenarios diferentes con un común denominador: la belleza de los paisajes de fondo, como una forma de teñir de positivismo el horizonte que hoy no está claro.
La película se puede ver on line desde el 5 de diciembre de 2015. El objetivo es que la sociedad comprenda lo que sienten en silencio quienes tienen fibromialgia.




































El pasado mes de febrero de 2009, como consecuencia de la reunión anual del Comité de Revisión y OMS que tuvo lugar en Delhi,durante el mes de octubre de 2008, la Clasificación Internacional de Enfermedades, en su versión 10 ICD-10, ha adjudicado al Síndrome Post-Polio (SPP) clasificándolo bajo el código "G14" excluyéndolo del código B91 (Secuelas de poliomielitis),en el que antes ese organismo lo consideraba.

Lista de más de 70 síntomas de la fibromialgia






De los que respetan la fibromialgia como una condición médica legítima, la mayoría de ellos consideran el dolor crónico asociado como el síntoma principal. Algunos también reconocieron la fatiga crónica y la fibro-niebla como síntomas adicionales. Pero lo que muchos no aprecian sobre la fibromialgia es que hay más de 70 síntomas que van junto a la misma, ya sea como un síntoma primario o síntoma secundario superpuesto.
Ten en cuenta también que muchos de estos síntomas pueden estar relacionados con la fibromialgia o podrían fácilmente ser síntomas de otros tipos de enfermedades. Esta lista se presenta como algo en que pensar y con la información tal vez desees hablar con tu médico acerca de ellos.



  • Reacciones tardías al esfuerzo físico o a sucesos estresantes.
  • Dolor generalizado crónico.
  • Otros miembros de la familia con fibromialgia.
  • Sudores, por lo general durante la noche.
  • Aumento de peso inexplicable.
  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Antojos de carbohidratos y chocolate
  • Dolores de cabeza.
  • Dolores de cabeza tensionales.
  • Dolores de cabeza de migraña.
  • Cambios en la visión (visión que empeora rápidamente).
  • Dolor muscular específico.
  • Dolor de tejido específico.
  • Rigidez matutina.
  • Rigidez por estar sentado en la misma posición durante un período prolongado.
  • Espasmos musculares.
  • Inflamación difusa.
  • Fibroquística (bultos).
  • Goteo post nasal.
  • Goteo nasal.
  • Sensibilidad a la levadura.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolores de oído y picazón en los oídos.
  • Zumbido en los oídos (tinitis).
  • Despertares nocturnos y sueño no reparador.
  • Fatiga.
  • Deseo repentino de dormir.
  • Espasmos Musculares.
  • Rechinar los dientes (bruxismo).
  • Síndrome pre-menstrual.
  • Pérdida de la libido.
  • Impotencia.
  • Síntomas digestivos y abdominales.
  • Distensión y náuseas.
  • Calambres abdominales.
  • Dolor pélvico.
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Síntomas en la vejiga.
  • Dificultad para hablar palabras conocidas, otras alteraciones del lenguaje (disfasia).
  • Desorientación espacial.
  • Problemas de equilibrio.
  • Parestesias en las extremidades superiores (hormigueo o sensación de ardor).
  • Pérdida de la capacidad para distinguir algunos matices de colores.
  • Deterioro de la memoria a corto plazo.
  • Confusión.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Incapacidad para reconocer su entorno familiar.
  • Síntomas sensoriales.
  • Sensibilidad a los olores.
  • La sensibilidad a los cambios de presión, temperatura y humedad.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Sensibilidad al ruido.
  • Dificultad para la conducción nocturna.
  • Sobrecarga sensorial.
  • Ataques de pánico
  • Depresión
  • Tendencia a llorar con facilidad
  • Ansiedad
  • Cambios de humor
  • Irritabilidad inexplicable
  • Prolapso de la válvula mitral
  • Latidos cardíacos irregulares (arritmias, síndrome de taquicardia postural ortostática)
  • Costocondritis, dolor que imita un ataque al corazón.
  • Estrías pronunciadas en las uñas
  • Uñas que se curvan hacia abajo
  • Manchas en la piel
  • Moretones
  • Caída del cabello (temporal)
  • Crecimiento excesivo del tejido (tumores no cancerosos llamados lipomas, pelos encarnados, cutículas gruesas)
  • Hemorroides
  • Hemorragias nasales


  • El pasado mes de febrero de 2009, como consecuencia de la reunión anual del Comité de Revisión y OMS que tuvo lugar en Delhi,durante el mes de octubre de 2008, la Clasificación Internacional de Enfermedades, en su versión 10 ICD-10, ha adjudicado al Síndrome Post-Polio (SPP) clasificándolo bajo el código "G14" excluyéndolo del código B91 (Secuelas de poliomielitis),en el que antes ese organismo lo consideraba.

    NUEVO DESCUBRIMIENTO EN ISRAEL: LOGRAN CURAR LA FIBROMIALGIA





    Una excelente noticia surge desde Israel respecto a un nuevo tratamiento contra la fibromialgia (el síndrome de dolor) que además reduce o elimina totalmente la necesidad de medicación. La fibromialgia es casi imposible de diagnosticar. Este síndrome de dolor crónico tiene la característica de afectar mayormente a mujeres.
    El trastorno es a menudo provocado por un traumatismo craneal, una infección neurológica, o estrés emocional severo. Se caracteriza por síntomas como dolor musculoesquelético, fatiga, pérdida de memoria y cambios de humor.
    La fibromialgia es a menudo confundida con otros males y la mayoría de los pacientes sufren meses, incluso años, de dolor implacable antes de ser diagnosticados correctamente. Una vez diagnosticados, los pacientes disfrutan de un pequeño respiro ya que pocas terapias se han encontrado eficaces en apaciguar sus síntomas.
    Un nuevo estudio publicado en PLoS ONE por investigadores de la Universidad de Tel Aviv puede cambiar el rumbo.
    La investigación encontró que mujeres con fibromialgia fueron capaces de reducir drásticamente o incluso eliminar, el uso de medicamentos para el dolor después del tratamiento con oxígeno hiperbárico.
    El estudio fue dirigido por el fallecido Profesor Eshel Ben-Jacob, de la Escuela de Física y Astronomía de la UTA y el Doctor Shai Efrati de la Escuela de Neurociencia de la UTA y Assaf Harofeh Medical Center, junto con el Profesor Dan Buskila del Centro Médico Soroka, y fue realizado por un equipo de científicos de la UTA, la Universidad de Rice, Assaf Harofeh Medical Center, la Universidad Ben-Gurion, y Tel Aviv Sourasky Medical Center.
    Los investigadores creen que también han identificado el factor principal que causa la fibromialgia: una alteración del mecanismo cerebral para el procesamiento del dolor.
    “Como médico, el hallazgo más importante para mí es que el 70 por ciento de los pacientes podrían recuperarse de sus síntomas de la fibromialgia”, dijo Efrati. “El hallazgo más emocionante para el mundo de la investigación, sin embargo, es que hemos sido capaces de mapear las regiones del cerebro que funcionan mal y son responsables del síndrome.”
    Cámaras de oxígeno hiperbárico exponen a los pacientes a oxígeno puro a presiones más altas de lo normal y se utilizan comúnmente para tratar a los pacientes con embolias, quemaduras, intoxicación por monóxido de carbono, y enfermedad de descompresión.
    El ensayo clínico, que expone a los participantes a dos meses de la terapia de oxígeno hiperbárica, encuentra cambios significativos en la actividad cerebral y los síntomas del 70 por ciento de los participantes.
    El ensayo incluyó a 60 mujeres que habían sido diagnosticadas con fibromialgia por lo menos dos años antes. La mitad de los 48 pacientes que completaron el tratamiento recibió 40 tratamientos de oxígeno hiperbárico de 90 minutos exponiendo a los pacientes a oxígeno puro en el doble de la presión atmosférica, cinco días a la semana en el transcurso de dos meses.
    El éxito del tratamiento permitió a los pacientes reducir drásticamente o eliminar el uso de medicamentos para el dolor. “La ingesta de los medicamentos alivia el dolor, pero no revierte la condición. Pero los tratamientos de oxígeno hiperbárico se pudo revertir la condición,” dijo Efrati, quien añadió que los resultados justifican más estudios.
    “Los resultados son de gran importancia, los tratamientos de oxígeno hiperbárico están diseñados para hacer frente a la causa real de la fibromialgia que es la patología del cerebro responsable del síndrome. Esto significa que la reparación del cerebro, incluyendo la regeneración neuronal, es posible incluso para enfermedades crónicas, síndromes de dolor, y debe ser tenida en cuenta para todo el desarrollo futuro de tratamientos”.
    Los investigadores sí encontraron algunas discrepancias entre los pacientes con diferentes fibromialgias. Cuando la fibromialgia fue provocada por una lesión cerebral traumática, por ejemplo, fueron testigos de una resolución completa sin necesidad de tratamiento adicional.
    Pero cuando el gatillo fue atribuido a otras causas, como enfermedades relacionadas con fiebre, los pacientes requieren terapia de mantenimiento periódico.
    Los investigadores continúan estudiando ahora para llevar a cabo estudios exhaustivos sobre la renovación del tejido cerebral en condiciones hiperbáricas.
    Que opinan nuestros lectores médicos y entendidos? Podría ser esta una terapia que ayude a encontrar algún tratamiento para pacientes con Alzheimer?

    Las Secuelas de poliomielitis Dr. Jorge Federico Eufracio Téllez



    Dr. Jorge Federico Eufracio Téllez


    Uno de los enigmas más grandes que aun no están bien estudiados en las secuelas de la poliomielitis es el mecanismo por el cual se producen cada una de ellas, ya que pueden presentarse en forma muy variada y cada paciente puede presentarlas desde muy leves a extremadamente severas.
    La comprensión de este mecanismo es más complejo que un simple desequilibrio de fuerzas, no es, de ninguna manera, la debilidad de un músculo que cede ante la mayor fuerza de su antagonista, es mucho más complejo que la visión simplista de quienes ignoran la anatomía y fisiología neuromuscular.
    Con este escrito se pretende ayudar a la comprensión del mecanismo de la secuelas de la poliomielitis y poder entenderlas mejor.

    SECUELAS.
    La poliomielitis produce una parálisis flácida, asimétrica e irregular y el tratamiento posterior a la fase aguda de la enfermedad, cae dentro del terreno del cirujano ortopedista que se abocará a tomar las medidas pertinentes para la recuperación funcional, prevención de las deformidades y finalmente, de los métodos de reconstrucción anatómica y funcional.
    La parálisis muscular empieza, generalmente, del segundo al quinto día del periodo febril y alcanza su máximo de dos a cuatro días después de su aparición, algunos autores creen que el final del periodo febril significa el final de la parálisis, sin embargo, la
    hipersensibilidad puede ser la causa de que los músculos remeden esta característica de la enfermedad, la hipersensibilidad precede a la parálisis. En los niños la flaccidez puede ser tan acentuada, que el espasmo y la hipersensibilidad pueden pasar desapercibidos. Durante la fase aguda debe colocarse el paciente en reposo en cama y protegerlo de las deformidades mediante medidas de orden general que incluyen las posturales, la cama deberá de ser dura para combatir la excesiva lordosis lumbar,
    cambio periódico de postura del paciente, para permitir una suave flexión vertebral cuando se empieza la movilización.
    La colocación de almohadas debajo de la rodilla permite que ésta adopte una ligera posición de flexión y evita la hiperextención. 

    Las compresas calientes disminuyen el dolor, la hipersensibilidad y facilitan la práctica de ejercicios de estiramiento, aliviando las
    molestias del espasmo.

    Lovett destacó que la reeducación muscular constituye la base del tratamiento de las secuelas de la poliomielitis. Teóricamente, esta reeducación pretende que el paciente, envié un estimulo voluntario para contraer el músculo y ayudar a contraer este músculo con el movimiento pasivo. El miembro afectado se coloca de forma que la gravedad ayude al movimiento y la sucesiva facilitación se hace con la mano.
    Existe un punto de primera importancia, en relación a este hecho, y al que frecuentemente no se le presta la importancia que merece. En un miembro afectado por secuelas de poliomielitis, algunos músculos están paralizados, otros están solamente debilitados y otros comparativamente normales. Los músculos que se pretende ejercitar son aquellos que presentan parálisis o debilidad. Si los ejercicios no se regulan y localizan cuidadosamente estos músculos, el paciente usará los músculos potentes en lugar de los débiles y de esta forma empeora aun más el desequilibrio muscular. Los ejercicios indiscriminados practicados por personas inexpertas y los estímulos inducidos para que el niño realice lo que pueda, son más perjudiciales que beneficiosos. Con la aparición de la parálisis y la hipersensibilidad, existe una acentuada tendencia hacia la deformidad- Los músculos paralizados, cuando sus oponentes están espásticos, se distienden excesivamente.
    El espasmo muscular es debido, en gran medida, al intento del paciente para proteger los músculos sensibles. 

    El espasmo de este tipo parece indicar una parálisis más acentuada que la que realmente existe, debido a que los músculos antagonistas pueden estar inhibidos por reflejo Si se es un observador agudo se puede desde la primera vista, apreciar una posición característica del paciente y es la rotación externa de la extremidad inferior, el pie caído y la aducción de la extremidad superior. Al final de la enfermedad los músculos sufren alteraciones asociadas con atrofia de denervación, existe perdida de estación, reducción del sarcoplasma y alteración de la respuesta eléctrica. Todo ello va seguido de atrofia,fibrosis y sustitución adiposa. La atrofia ósea es un fenómeno secundario tardío que se debe a la falta de uso del miembro. Debe de hacerse una buena valoración de la afectación paralítica. Esta valoración puede ser falsa debido a él espasmo muscular y a la hipersensibilidad, puede inducir a creer que las lesiones son más graves de las que realmente existen. En ninguna posición que se coloque al paciente debe de ser estrictamente estática, sino que deben de realizarse frecuentes cambios de posición.
    Es necesario, con frecuencia, colocar férulas para mantener la posición, en el pie debe de ser en posición neutra en lo que se refiere a la flexión dorsal y a la eversión e inversión, debe de evitase la hiperextención de la rodilla, manteniéndola en ligera flexión, no es conveniente permitir al paciente mantenerse libre de sus férulas por largos periodos de tiempo.

    Debe procurase llevar todas las articulaciones al límite máximo de su movilidad durante el día, aunque dentro de los limites tolerados por el dolor, también debe empezarse, precozmente con los estiramientos, pero no al grado de producir dolor. En la columna vertebral deben de practicarse maniobras de rotación y flexión. Es bastante frecuente la deformidad de la cadera en flexión y abducción. Esta deformidad empieza con el espasmo del psoas iliaco, sartorio y tensor de la fascia lata, lo que trae como consecuencia una inclinación de la pelvis hacia delante y una excesiva lordosis lumbar. La debilidad de los músculos del tronco, requiere, a menudo, la continuación del reposo en cama, no debe permitirse la contractura asimétrica del tronco. El desarrollo de un músculo sumamente importante, como los gemelos o los glúteos medio y mayor requiere de la máxima atención antes de permitir la deambulación. Los gemelos deben de tener la fuerza adecuada y deberá de usarse muletas para fortalecerlos paulatinamente, estos músculos son tan importantes para la marcha posterior a la recuperación que deben de protegerse a todo trance. Debe de impedirse la escasa acción de los gemelos para evitar el desarrollo del pie calcáreo.
    Los hombros paralíticos (deltoides débil), los pies caídos (tibial anterior débil) y la laxitud de la rodilla, son las anomalías que deben de mejorarse mediante sujeciones. Los músculos abdominales son particularmente propensos a hiperdistenderse cuando se reemprende la posición erecta.

    Cuando el paciente ya se ha recuperado de la depresión mental inicial de la poliomielitis, se debe intentar lograr la máxima funcionalidad posible. Excepto en el caso de una extremidad totalmente paralizada, debe procurarse lograr un equilibrio muscular ya que, de lo contrario se producirán deformidades, a las que se añadirán las ocasionadas por el uso y la gravedad. La atrofia de la extremidad se observa a partir de las seis semanas del comienzo. La disminución muy acusada de la circulación en la infancia produce efectos indeseables sobre el crecimiento.
    Esta fase se caracteriza por la pérdida de la función, debido a la deformidad progresiva. La parálisis fláccida ya supone una importante incapacidad, pero sus efectos pueden ser aumentados por la contractura. La gravedad y el funcionalismo pueden ser causa de distensión de ligamentos y de las cápsulas articulares, hasta tal grado que dejen de actuar adecuadamente como unidades funcionales.

    Cadera. La deformidad más común de la cadera secundaria a contractura de tejidos blandos (cintila ilio-tibial) es en flexión, rotación externa y abducción. En este caso,durante la convalecencia de la poliomielitis el paciente se encuentra, generalmente en
    posición supina en la llamada “actitud en anca de rana”, además, se le encuentra con los pies en posición equino-vara, posición fomentada por espasmo de los músculos posteriores como, los flexores de la cadera, tensor de la fascia lata y los abductores de la cadera. La conservación de las extremidades inferiores en esta posición incorrecta dará por resultado el acortamiento permanente de los tejidos blandos y una anteversión de la parte próxima del fémur.

    Parálisis del glúteo medio. Cuando se paralizan los músculos abductores de la cadera, el tronco se inclinará hacia el lado afectado y el lado contralateral de la pelvis caerá durante la fase de carga de peso de la marcha.
    Parálisis del glúteo mayor. La parálisis de este músculo da por resultado, inestabilidad de la cadera y lordosis lumbar exagerada, durante la marcha, el tronco se inclina hacia atrás cuando el peso corporal es cargado sobre el lado afectado. En este caso cuando los músculos flexores de la cadera tienen poder normal, aparece deformidad creciente de la cadera en flexión.
    Luxación paralítica de la cadera. Esta luxación es causada por la parálisis fláccida y el desequilibrio muscular resultante, cuando en un niño pequeño están paralizados los músculos gluten mayor y medio y los flexores y abductores de la cadera tienen poder
    normal, es prácticamente inevitable la luxación de la misma, además de pérdida de crecimiento en la parte próxima del fémur.

    Rodilla. La deformidad en flexión-valga y torsión externa de tibia, es debida a la contracción de la cintila ilio-tibial que ejerce una fuerza en la superficie externa de la rodilla, haciendo que la tibia entre de manera gradual en una abducción sobre el fémur,provocando la deformidad. La conservación prolongada de la rodilla en flexión, provocará contractura de los retináculos rotulados y de los tejidos blandos que están por detrás de la rodilla.
    Torsión externa de la tibia y subluxación de rodilla. La tracción de la cintila iliotibial situada por fuera y del vientre corto del bíceps crural, producen rotación de la tibia y el peroné hacia fuera en relación al fémur, cuando esto no es controlado, las fuerzas
    defoliantes producirán sublevación posteroexterna de la rodilla con desplazamiento de la cabeza del peroné hacia el hueco poplíteo.

    Parálisis del cuádriceps cruralEste músculo es uno de los que suelen ser más afectados por la poliomielitis. Cuando hay un ligero gene recurvatum y poder suficiente del tríceps sural y músculos posteriores, la rodilla puede estabilizarse mediante un tratamiento en hipertensión  durante la marcha la debilidad de este músculo se compensa con la inclinación del tronco y del centro de gravedad del cuerpo hacia delante, las únicas incapacidades funcionales suelen ser la dificultad para subir escaleras y para correr.

    Deformidad de la rodilla en flexión. La contractura de la cintila ilio-tibial por fuerzas estáticas de posición incorrecta de una extremidad inferior, producirá contractura de la rodilla en flexión al mismo tiempo que deformidad de la cadera en flexión, abducción y rotación externa, gene valgum y torsión tibial externa.
    Genu recurvatum. La hipertensión de la rodilla en la poliomielitis es el resultado del estiramiento de los músculos posteriores de la rodilla o a cambios óseos estructurales con depresión e inclinación hacia abajo en la porción anterior de la meseta tibial. Cuando el problema es muscular se da por parálisis extensas de la extremidad inferior con una notable debilidad de los músculos posteriores sobre todo el tríceps y cuádriceps rural. A menudo hay deformidad calcárea del pie. Con la carga continua de peso los músculos de la corva y tríceps sural, cápsula y ligamentos de la superficie posterior de la rodilla se estiran y alargan. El grado de gene recurvatum aumenta con rapidez, con pérdida de sostén proporcionado en condiciones normales por músculos y ligamentos. La incapacidad funcional suele ser grande.

    Pie y tobillo. La parálisis de los músculos que actúan en el pie da como resultado diversas deformidades e incapacidad funcional del mismo según el músculo o músculos afectados en particular y el poder de la musculatura restante. La estabilidad del pie depende de varios factores: contorno de huesos y superficies articulares, integridad de ligamentos, sostén capsular y el poder de los músculos.

    Parálisis de los músculos peroneos. Cuando los músculos peronés largo y corto están paralizados, el calcáneo entra en inversión por la tracción del músculo tibial posterior poderoso, la parte anterior del pie entra en aducción seguida de inversión de la parte
    próxima del mismo, también por la acción sin oponente del músculo tibial anterior. De manera gradual se produce una deformidad vara del pie. En condiciones normales el perneo lateral largo deprime al primer metatarsiano y el tibial anterior lo eleva. Cuando el perneo lateral largo está paralizado el primer metatarsiano entra en dorsiflexión ante la acción del tibial anterior sin resistencia y se producirá un “juanete”. Las acciones de oposición de perneo lateral largo y tibial anterior sobre el primer metatarsiano deberán tomarse en cuenta siempre cuando haya desequilibrio dinámico entre ambos.
    Parálisis de peroneos, Extensor largo de los dedos y extensor largo del dedo gordo.La deformidad resultante será moderadamente vara y algo equina.

    Parálisis del músculo tibial anterior. En este caso se pierde el poder de dorsiflexión e inversión del pie y se produce deformidad equino-valga del mismo. Los extensores de los dedos entran en hiperactividad con el objeto de sustituir la acción del tibial anterior en la dorsiflexión del tobillo. Las falanges proximales están en hipertensión y se deprimen las cabezas de los metatarsianos, lo que causa deformidad convexa de los dedos. Se produce de manera gradual deformidad equina del tobillo por contractura del bíceps sural.

    Ocasionalmente se produce deformidad cavo-vara del pie por causa de la acción del músculo perneo lateral largo que actúa como depresor del primer metatarsiano. Durante la dorsiflexión activa del tobillo la parte anterior o distal del pie entra en eversión, pero
    durante la carga de peso entra en inversión para permitir el contacto horizontal de todas las cabezas de los metatarsianos con el suelo. El talón se invertirá después de la inversión de la parte distal del pie.
    Parálisis del tibial anterior, extensores de los dedos y peroneos. Se producirá una deformidad equino-vara del pie por la acción del tibial posterior y del tríceps sural sin actividad antagónica.

    Parálisis del tríceps sural. Cuando los músculos gemelos y sólo están débiles o paralizados, el paciente marcha con cojera calcárea  esto es, debilidad o falta de impulso hacia delante, la tibia se desplaza hacia atrás sobre el astrágalo por el impulso del tronco hacia delante, y el pie se ve forzado hacia la dorsiflexión excesiva a nivel de la articulación del tobillo.
    El hombro. El hombro es una articulación multifuncional.
     La parálisis fláccida de la musculatura del hombro, producida por la poliomielitis, suele ser de tipo y gravedad muy variable predominando la atrofia y debilidad del músculo deltoides y más rara vez el vientre clavicular del pectoral mayor, el subscapular, supra e infraespinoso, dorsal ancho y los redondos mayor y menor. Cuando hay afectación en esta región prácticamente se presenta disfunción de todo el miembro superior ya que esta parálisis suele acompañarse de luxación o sublevación del la articulación que impiden la adecuada movilidad y funcionalidad del mismo.
    La perdida de la flexión del codo, es el resultado de la parálisis de los músculos bíceps braquial y braquial anterior. 
    El déficit funcional resultante es muy grande y el paciente es incapaz de llevar la mano hacia la cabeza, boca y tronco.
    En caso de parálisis de los flexores del codo suele haber un grado variable de parecía de los músculos de la articulación escapulo-humeral, antebrazo y mano. La pérdida funcional por parálisis de los músculos exteriores del codo es debido a la afectación del tríceps y rara vez produce incapacidad importante porque el codo se extenderá de manera pasiva bajo los
    efectos de la gravedad.

    La parálisis fláccida produce deformidades por contracturas fijas del antebrazo en supinación o promoción
    La contractura del antebrazo en supinación, es rara, pero incapacitante y es el resultado de la parálisis selectiva de los cuatro músculos que se originan en la epitróclea (probador redondo, cubital anterior, palmar menor y palmar mayor) en caso de un bíceps braquial con potencia muscular normal, en este caso el radio se incurra y se enrolla sobre el cúbito produciendo deformidad progresiva, el radio searquea de manera notable y hay peligro de subluxaciones de las articulaciones radiocubitales.

    Mano y Muñeca. Las lesiones están dadas por la debilidad de los músculos y tendones ya sean los flexores o los exteriores produciendo, según sea el caso dedos en garra o dedos en gatillo son las más comunes.

    Columna Vertebral.
     Las secuelas producidas en la columna vertebral son las que provocan más inestabilidad en la biomecánica y deformidades, cuando hay parálisis o debilidad de los músculos estabilizadores de la columna vertebral, se suele presentar una
    sifosis, escoliosis o una sifo-escoliosis. La escoliosis que al inicio suele ser inestable, si se le deja progresar llega a lo que se llama escoliosis estabilizada, en la que ya no se puede ofrecer ningún tratamiento.
    La escoliosis suele ser acompañada por problemas de dolor por hernias fiscales y muy frecuentemente por diversos grados de insuficiencia respiratoria.
    Finalmente, terminaremos por mencionar, que aun las caídas pueden tomarse como una secuela ya que se deben a un olvidado y a la vez muy reciente mecanismo perteneciente al sistema nervioso autónomo (el verdadero sexto sentido) llamado sentido de la propiocepción que tiene sus receptores en la superficie e interior de los músculos. Las caídas, en gran parte, son debidas a la falla en este sistema.

     Autor Dr. Jorge Federico Eufracio Téllez

    P.D Prohibida su publicación, requiere tener permiso de su autor.
    El pasado mes de febrero de 2009, como consecuencia de la reunión anual del Comité de Revisión y OMS que tuvo lugar en Delhi,durante el mes de octubre de 2008, la Clasificación Internacional de Enfermedades, en su versión 10 ICD-10, ha adjudicado al Síndrome Post-Polio (SPP) clasificándolo bajo el código "G14" excluyéndolo del código B91 (Secuelas de poliomielitis),en el que antes ese organismo lo consideraba.

    La función de las neuronas espejo en el aprendizaje

    Las neuronas espejo son un grupo de células que fueron descubiertas por el equipo

     del neurobiólogo Giacomo Rizzolatti y que parecen estar relacionadas con los

     comportamientos empáticos, sociales e imitativos. Se descubrieron mientras pretendían

     estudiar las neuronas encargadas de los movimientos de las manos en los monos.

     Para sorpresa de los investigadores, estas neuronas no sólo mostraban actividad

     cuando el simio realizaba algún movimiento concreto con sus manos, también se 

    activaban cuando el mono en cuestión veía a otro miembro de su especie realizar ese 

    mismo gesto ―como si él mismo estuviese llevándolo a cabo―.

    La misión de estas células es reflejar la actividad que estamos observando.
     Se activan cuando ejecutamos una acción determinada, y  también cuando observamos a otro individuo 
    realizando esa misma acción.
     Permiten “reflejar” la acción de otro en nuestro propio cerebro, de ahí su nombre. 
    Como ya hemos comentado fueron  observadas en primer lugar en primates, y luego
     se descubrieron en humanos y algunas aves. En el ser humano se las encuentra en 
    el área de Broca y en la corteza parietal.
    La Neurociencia supone que estas neuronas desempeñan una función importante dentro 
    de las capacidades cognitiva ligadas a la vida social, tales como la empatía ―capacidad 
    de ponerse en el lugar de otro― y la imitación ―fundamental en los procesos de aprendizaje―. 
    De aquí que algunos científicos consideran que la neurona espejo es uno de los descubrimientos más 
    importantes de las neurociencia en la última década.
    Por ejemplo, cuando escuchamos hablar a alguien y le vemos gesticular, se activan nuestras 
    neuronas espejo encargadas del control de la lengua y los labios durante el habla. 
    Las regiones cerebrales que controlan los músculos fonadores están tan activas como si 
    estuviésemos hablando nosotros mismos. Incluso antes de la adquisición del lenguaje, 
    los seres humanos ya hacían uso de estas células especializadas para comunicar e interpretar 
    la gesticulación que configuraba un medio rudimentario de comunicación.
    La peculiaridad de estas células es que no solo permiten reflejar aquello que vemos fuera 
    en nuestro interior a nivel motor, sino también a nivel emocional. Estas neuronas están
     conectadas al sistema límbico ―relacionado con la regulación de las emociones, la memoria
     y la atención―. Marco Lacoboni, neurocientífico de la Universidad de California, mantiene que
     hay estudios que demuestran que los niños que imitan y observan las expresiones faciales presentan
     una mayor activación de estas neuronas, y a mayor activación de éstas mayor empatía muestran. 
    Esto ocurre porque si el niño ve a alguien sonreír, sus neuronas espejo crean una simulación interna 
    de esa sonrisa en su cerebro, envían estas señales al sistema límbico y acaban
     por sentir lo mismo que la persona que sonríe.
    Por eso, en el periodo de aprendizaje de las conductas y las respuestas emocionales, se requiere de
    la observación y la imitación de las reacciones de quienes nos rodean, las cuales acaban configurando
     nuestra propia experiencia. En diferentes disciplinas como los deportes o el aprendizaje
     del lenguaje resulta imprescindible la imitación.
    Si nos fijamos, los seres humanos nacemos dotados de mecanismos que nos permiten imitar
     las acciones que percibimos. Ya desde muy pequeños, con tan solo unos días de vida, somos capaces
     de representar expresiones faciales que facilitan nuestra socialización; y a las pocas semanas ya podemos
     manifestar emociones básicas como alegría o enfado.
    Durante el proceso de enseñanza-aprendizaje, estas células hacen posible que «empaticemos» con los contenidos, 
    habilidades o destrezas que vamos asimilando. La existencia de estas neuronas nos convierte 
    en seres sociales, y del mismo que una sociedad se configura debido a unas acciones cooperativas, 
    durante el aprendizaje también debemos propiciar situaciones que favorezcan la cooperación. 
    Una educación excesivamente individualista y competitiva entre los alumnos, no es un reflejo 
    de lo que posteriormente debería ser una vida adulta en sociedad.
    Debemos volver a incidir en que las neuronas espejo también reflejan las emociones de los demás en nuestro
     cerebro, no solo sus acciones. Esto es de vital importancia para comprender por qué nos emocionamos
     ante una representación teatral, una película o durante la lectura de una novela, o un cuento en el caso de los niños.
     Y lo mismo ocurre en el momento del aprendizaje. Por eso siempre recordamos más a los maestros que nos
     supieron tratar con cariño y respeto, que a aquellos que eran unos grandes eruditos 
    en sus materias pero nos llamaban de forma fría por nuestro apellido.
    En su libro Neuroeducación, el catedrático de Fisiología Humana de la 
    Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid Francisco Mora, nos habla de dos estudios
     que se realizaron a este respecto:
    • En el primero, hace ya más de cuarenta años, unos maestros discutían sobre la importancia de tener en 
    • cuenta los aspectos emocionales como la empatía durante la enseñanza.
    •  Para ello contrataron a un actor para que diera una clase con un alto tono emocional,
    •  que fuese entretenida, llena de entusiasmo y de acercamiento a su alumnado ―
    • como se suele hacer en las obras de teatro―, pero con poco contenido académico, incluso mostrando
    •  los conceptos de forma algo confusa. Después se pidió a los alumnos que valorasen la tarea del docente, 
    • y la mayoría coincidía en que aquel «profesor» era un buen profesional.
    • El segundo consistió en ponerle a unos estudiantes durante unos minutos una serie de vídeos en
    •  los cuales aparecían grabaciones de profesores ―a los cuales nunca habían visto antes― dando clase.
    •  Después se les pidió que clasificaran a estos maestros en buenos docentes o malos docentes, 
    • según lo que les había inspirado el vídeo. Lo sorprendente fue que cuando se comparó estas
    •  puntuaciones con otras de estudiantes que habían sido alumnos de estos profesores durante un mínimo 
    • de seis meses, la mayoría coincidían.
    El resultado de ambos estudios se debe a que los profesores y maestros que son capaces de dotar sus enseñanzas
     de cierta carga emocional, provocan una mayor activación de nuestras neuronas espejo. 
    Por este motivo empalizamos más con ellos y notamos que ellos lo hacen con nosotros, lo cual parece ser
     una clara ventaja a la hora de asimilar los contenidos o las habilidades que tratan de enseñarnos.
    Es posible que en el futuro de la educación, el sistema actual de atender a una «clase magistral» 
    que imparte el maestro tenga sus días contados. Hoy sabemos que realizar una clase en la que se fomente 
    el debate y el diálogo entre los alumnos, así como el trabajo cooperativo produce una mayor activación
     de las neuronas espejo, obteniendo un mejor resultado en cuanto a la implicación de forma consciente del alumno.
     Además como nos dice el propio Francisco Mora… ¡solo puede aprenderse aquello que se ama!
    A continuación os dejamos un vídeo de Neuroeducación en el cual se comenta, entre otras cosas, la importancia
     de las neuronas espejo en el proceso de aprendizaje. ¡Que lo disfrutéis!


    La falta de aliento y dificultades respiratorias en Fibromialgia



    La falta de aliento (disnea) y los problemas para respirar son un síntoma común en las personas con fibromialgia, de hecho, se ha reportado que más de la mitad de los pacientes con fibromialgia y síndrome de fatiga crónica desarrollan un patrón de trastornos de la respiración.
    Los trastornos respiratorios suelen causar una amplia gama de síntomas alarmantes, incluyendo confusión mental, mareos, irritabilidad, dolor de pecho, sensación de entumecimiento y mucho más.
    problemas para respirar
    LA FALTA DE ALIENTO
    falta de alientoExisten algunas teorías que tratan de explicar por qué los pacientes con Fibromialgia sienten que les falta el aliento, por ejemplo:
    -Existe una anormalidad en el tallo cerebral, lo que podría ser responsable de la disnea (esta teoría no está del todo comprobada)
    -La falta de aliento podría ser resultado de una falta de regulación de la hormona tiroidea; esto ocasiona debilidad de los músculos respiratorios, incluyendo el diafragma y los nervios frénicos. Lo que ocurre es que los nervios no envían señales suficientemente fuertes hacia el diafragma, dificultando su capacidad de contraerse normalmente.
    -Las personas pueden experimentar la sensación de falta de aliento por hacer respiraciones cortas.
    RESPIRACIONES CORTAS
    Inconscientemente, muchas personas con fibromialgia realizan respiraciones rápidas y muy pequeñas utilizando los pequeños músculos de su pecho, en vez de hacer una respiración lenta y profunda con los grandes músculos del abdomen.
    Estas modificaciones en la respiración se deben, en gran parte, a un temor por parte de las personas a sentir más dolor. Muchos de ellos sufren de dolor en la zona del tórax y evitan respiraciones profundas, pues las asocian con un incremento de esta dolencia.
    El dolor conduce a un patrón de respiración superficial, ya que sólo se amplía la parte superior del pecho y no los músculos abdominales inferiores.
    Estos cambios son muy sutiles y la mayoría de las personas no se dan cuenta que su patrón de respiración está fuera de sincronía.
    Lo que muchas de las personas no saben, es que realizar respiraciones cortas puede traer como consecuencia otros problemas.
    Una respiración abdominal profunda tiene un efecto calmante sobre la persona, además de lograr que el cuerpo reciba más oxígeno; en cambio, las respiraciones poco profundas hacen que el individuo se sienta tenso y ansioso, lo que tiende a empeorar su dolor por fibromialgia, sin contar que también empeoran los trastornos del sueño.
    APRENDE A RESPIRAR CORRECTAMENTE
    Captura de pantalla 2013-12-07 a las 10.53.21La realidad es que tanto las personas sanas como con fibromialgia tendemos a respirar incorrectamente. Una respiración profunda debe hacer que el estómago se amplíe hacia el exterior, y no se contraiga, como lo hace la mayoría de la gente.
    Existen algunas estrategias para comenzar a respirar correctamente, lo que a la vez podría ayudar a disminuir la falta de aliento.
    Las medicinas orientales enseñan que el flujo de energía del cuerpo “chi” puede ser bloqueada debido a una respiración inadecuada. La práctica de Qi Gong podría ser beneficioso para los pacientes con Fibromialgia con este tipo de problemas, ya que consiste en técnicas y ejercicios destinados a mejorar la respiración y el “chi”.
    Si una persona con Fibromialgia está sintiendo dolor en su pecho, lo que le provoca la dificultad para respirar profundamente, puede aplicar calor húmedo sobre su pecho para relajar los músculos. Se puede tomar un baño caliente, meterse a la tina o a un sauna diariamente, lo que ayudará a mejorar esta tensión dolorosa a largo plazo.
     ¿Has observado cómo respiras tú?
    ¿Consideras que ha habido algún cambio en el ritmo de tu respiración a raíz de tu enfermedad? ¿Cómo lo solucionas?
    Artricenter, mejoramos sin dañar.

    Mientras Lees

    Twitter

    Twitter

    Etiquetas